Saltar al contenido

Más allá de las habilidades técnicas: Por qué tu equipo técnico necesita habilidades sociales

Desde el principio de sus carreras, los profesionales de la tecnología están “programados” para aprender nuevas habilidades a medida que las nuevas tecnologías surgen y cambian. Entienden que el no mantener sus habilidades actualizadas puede resultar en la pérdida de oportunidades de carrera a medida que la vieja tecnología es eliminada y las nuevas ideas son adoptadas.

Afortunadamente, hay muchos recursos (como ) para ayudar a los desarrolladores, la gente de IT Ops, los profesionales de seguridad y otros tecnólogos a ampliar sus conocimientos. Y, en su mayoría, estos empleados son bastante buenos en el desarrollo de nuevas habilidades técnicas para adaptarse a los cambios en los requisitos del trabajo.

Más allá de las habilidades técnicas: Por qué tu equipo técnico necesita habilidades sociales
Más allá de las habilidades técnicas: Por qué tu equipo técnico necesita habilidades sociales

Lamentablemente, muchos de esos mismos empleados descuidan las aptitudes “blandas” que necesitan para asumir nuevas oportunidades en materia de gestión, liderazgo o innovación para proyectos de misión crítica. Conocen la tecnología en frío, pero luchan con otras habilidades, como formar conexiones personales con otros empleados. Algunos tienen dificultades para vender las capacidades de las tecnologías o sus propias capacidades, mientras que otros no son capaces de desarrollar confianza y comprensión con las personas con las que trabajan.

Esta brecha en las habilidades sociales es el resultado de un enfoque a corto plazo en hacer el trabajo, mientras se ignoran las necesidades de la carrera a largo plazo. Para terminar el proyecto de esta semana, los profesionales de la tecnología se centran en habilidades orientadas a las tareas como lenguajes de programación o configuraciones de servidores. Es comprensible que estas necesidades a corto plazo sean una prioridad, pero si los empleados de tecnología no se toman tiempo para pensar a largo plazo, nunca desarrollarán las habilidades blandas necesarias para pasar a la siguiente oportunidad de trabajo. Además, muchas de estas habilidades “blandas” no son las fortalezas de aquellos que se sienten atraídos por las carreras tecnológicas. Puede que no sepan cómo estas habilidades les ayudan a progresar en su carrera, o puede que ni siquiera sepan que tienen un hueco. Sin embargo, cuando se trata de conseguir y mantener un trabajo, esa brecha puede ser la diferencia entre ser contratado o despedido.

Por qué las habilidades técnicas por sí solas no son una buena contratación

Hoy en día, la búsqueda de empleo parece ser la nueva escalera profesional, ya que los empleados de tecnología han sido muy buscados por los reclutadores que bombardean su LinkedIn, y los trabajadores más jóvenes, según se informa, cambian de trabajo cuatro veces antes de los 32 años. Pero conseguir ese nuevo trabajo, o un mejor trabajo, a menudo depende de algo más que un conjunto de habilidades técnicas.

Cuando los empleadores llenan una vacante, a menudo reducen la lista de solicitantes a los tres o cuatro primeros candidatos. Todos esos candidatos competidores tienen las habilidades técnicas necesarias. La decisión se reduce entonces a si el director de contratación quiere trabajar con un candidato en particular. ¿Estarán cómodos frente a los clientes? ¿Trabajarán bien con otros en el equipo? ¿Podrán comunicarse eficazmente con sus compañeros de trabajo y con los diferentes departamentos? Estas habilidades interpersonales son la diferencia entre hacer la preselección y conseguir el trabajo. De hecho, las entrevistas “técnicas” son a menudo mucho menos técnicas de lo que se podría pensar.

Haciendo las cosas más difíciles, los trabajadores técnicos son a menudo estereotipados. Muchos profesionales de la tecnología se clasifican a sí mismos como introvertidos y autoproclamados “nerds”. Otros – fuera de los roles y departamentos técnicos – pueden creer (a menudo erróneamente) que estos individuos no tienen capacidad de liderazgo, no son buenos para hablar con la gente y no pueden presentar ideas de manera efectiva. Pero el liderazgo necesita de estos tipos de técnicos, aquí hay un gran caso de por qué los CEOs necesitan pensar más como ingenieros. Todo esto hace que sea aún más importante desarrollar las habilidades blandas necesarias para trabajar eficazmente en el mundo de hoy, sean técnicas o no.

Cerrando la brecha de las habilidades (blandas): 3 pasos para ayudar a tu equipo técnico a desarrollar habilidades suaves

Como líder de un equipo técnico, debe dar un paso atrás para pensar en lo que su empresa necesita: ¿A dónde se dirigen? ¿Cómo puede su equipo ayudar a la organización a alcanzar sus objetivos? Aquí hay tres pasos para empezar:

Paso uno: Haga que su equipo se autoanalice…
Esto puede hacerse con o sin la ayuda de un cuestionario formal basado en la experiencia y personalidad de su equipo. Haga que su equipo responda a preguntas como:

  • ¿Qué cosas necesitamos aprender?
  • ¿Qué habilidades más allá de la experiencia técnica necesitamos desarrollar?
  • ¿Hay alguien en mi equipo que no sabe escuchar?
  • ¿Alguna vez nos encontramos con que somos abrasivos con otros fuera de nuestro equipo?
  • ¿Podemos ayudar a otros a desarrollar nuevas habilidades?
  • ¿Existen habilidades de gestión como la comprensión de las pérdidas y ganancias, la elaboración de presupuestos y la gestión de operaciones o la programación que debamos aprender?

Pregunte a los miembros del equipo individualmente:

  • ¿Dónde quieres estar y qué te gusta hacer?
  • ¿Quiénes son los ejemplos de personas con las que te gusta trabajar y ser dirigido? ¿Quiénes son ejemplos de gente que no te gusta? ¿Qué características tienen?
  • ¿Hay cosas en las que tienes que trabajar basándote en ejemplos?

Sí, pueden ser preguntas trilladas, pero en este contexto, es un ejercicio serio que le ayudará a usted y a ellos a identificar las oportunidades que tienen para mejorar, lo que en última instancia beneficiará al individuo, al equipo y a toda la organización. Puede ser difícil para los miembros del equipo identificar las habilidades que les faltan, por lo que es una buena idea entrenar de forma constructiva para ayudar a los empleados a identificar las habilidades que les faltan documentando las lagunas y dando forma a un plan de crecimiento. Si no saben exactamente lo que se necesita, díganles que se pondrán en contacto con ellos y harán algunas investigaciones. Aquí es donde las redes de compañeros en roles similares son súper útiles.

Paso dos: Anime a sus empleados a trabajar en red.
No estamos hablando de repartir tarjetas de visita al mayor número de personas posible, sino de desarrollar relaciones con otras personas. Anima a los miembros del equipo a tratar activamente de conocer a alguien nuevo desarrollando amistades (aunque sólo sean “relaciones de trabajo”). Esto ayudará a su equipo a construir una red de amigos que podrán ayudarle si surge la necesidad. También les dará tableros de sonido y comentarios de sus compañeros en lugar de sus jefes.

Paso tres: Construye la reputación de tu equipo alrededor del lugar de trabajo.
Sea un defensor de que los miembros del equipo compartan pensamientos profesionales, presenten su trabajo a grupos, enseñen habilidades a otros equipos u otra organización, cualquier cosa que ayude a otras personas a aprender sobre las capacidades de su equipo. Aprender y enseñar una habilidad no es suficiente. Es necesario crear oportunidades para que su equipo practique y experimente un verdadero cambio. Los profesionales de la tecnología con una reputación de algo específico y con los que es fácil trabajar siempre tendrán una ventaja sobre aquellos que simplemente tienen las mismas habilidades técnicas que todos los demás. De esta manera, cuando llegue el momento de que el liderazgo tome grandes decisiones de negocios, se apoyarán en tu equipo para que los aconseje.

Las habilidades sociales se parecen mucho a una póliza de seguro, no quieres esperar a que la casa se queme para conseguir una. Del mismo modo, tu equipo tampoco debería esperar.

Empieza a capacitar a tu equipo informático con nuestra guía.

Trae la guía: Profesionales de la informática y aprendizaje permanente: Los retos y oportunidades que afectan a tu equipo